Cuidar la voz:  6 hábitos cotidianos que la dañan
<a href='https://www.freepik.es/foto-gratis/mujer-gritando-gritando-aislados-sobre-fondo-blanco_1007522.htm'>Photo de Fondo creado por jannoon028</a>

Cuidar la voz: 6 hábitos cotidianos que la dañan

La voz es una de las herramientas esenciales que el ser humano posee para sus relaciones interpersonales. La utilizamos en nuestra vida cotidiana, en el trabajo, clases, o para pedir ayuda; incluso hay quienes trabajan con su voz, como los cantantes y periodistas. No cabe duda de lo indispensable que es, por lo tanto, es ideal mantenerla en óptimas condiciones.

Por eso debemos ser conscientes de todo aquello que pueda dañarla, tanto a corto como largo plazo, después de todo, la voz nos debe acompañar en toda nuestra existencia. A continuación, la fonoaudióloga Valentina Cerro egresada de la Universidad del Desarrollo, nos da una lista con hábitos que se deben evitar:

  1. Gritar e imitar voces. Ya que, al realizar esto se está forzando mucho la voz.
  2. Elevar la voz en ambientes ruidosos. No se debe adaptar la voz a los lugares con mucho ruido, ya que, habrá que exigirles demasiado a las cuerdas vocales. “En las discotecas suele darse esta situación y cuando la fiesta termina la persona queda disfónica, ronca y con dificultades para que salga la voz”.
  3. Fumar y/o ingerir bebidas alcohólicas. Ya que estas resecan la mucosa que lubrica la laringe, esencial para su buen funcionamiento. El alcohol, por su lado,  puede provocar reflujo.
  4. Comer caramelos de menta, y beber café. Estos alimentos irritan la zona vocal.
  5. Cambios de temperatura en los alimentos e incluso el ambiente.
  6. Carraspear. Ya que, el contacto entre las cuerdas vocales es muy brusco, entonces no vibran en armonía.
man shouting
crop_crop_16668403-e755-4c9a-a785-faba4bf8391a_3
Businessman drinking coffee from coffee pot
300396-P7HBRR-926

A veces, es difícil reconocer una voz dañada, hay síntomas comunes, que suceden con frecuencia, aunque hay otros a los que se debe prestar mayor atención. Valentina Carrillo, fonoaudióloga de la Universidad del Desarrollo, entrega los síntomas de una voz indispuesta o patológica:

  1. Voz fatigada, cansancio al hablar.
  2. Dolor al hablar en las zonas de garganta y laringe.
  3. Carraspeo. Se siente la necesidad de aclarar la garganta reiteradamente.
  4. Voz soplada, en algunas ocasiones se puede presentar este síntoma, menos común que la voz ronca.
  5. Sensación de cuerpo extraño. Se puede sentir como si hubiera algo molestando en la zona vocal.
  6. Picazón e irritación en la garganta.

Es importante erradicar las costumbres dañinas para nuestra voz, tanto a corto como a largo plazo. La idea es que podamos hacer uso de ella en toda ocasión de forma eficiente; que se escuche sana y clara. Que una voz gastada no sea un límite para expresarse.

 Mouriel Soubelet

Periodismo UdeC

Chile

Deja un comentario

Cerrar menú